¿Por qué es bueno dormir desnudo?

¿Por qué es bueno dormir desnudo?

14 de marzo del 2019

Dormir desnudo generalmente es visto como algo erótico y sexual, si se hace en solitario puede que sea solo otra costumbre, pero cuando se realiza en pareja puede ser más divertido, mientras ambos se encuentran acurrucados en vez de sentir el calor producido por la ropa se sentirá abrazado por la calidez del otro cuerpo.

Lo que usted tal vez no sepa es que disfrutar de la hora del sueño mientras ambos están sin ropa conlleva a varios beneficios. Para empezar, según la National Sleep Foundation de Estados Unidos, la cantidad de tiempo que le toma desde estar completamente despierto a profundamente dormido, a lo que se le llama latencia de sueño, tiene un impacto directo con la satisfacción del sueño, por lo que contar ovejas no es que sea muy efectivo.

Una clave para reducir la latencia del sueño es mermar la temperatura de su cuerpo, cuando esto sucede se envía una señal al cuerpo de que es momento de dormir y una forma fácil de lograrlo es quitándose la ropa.

Reducir la temperatura del organismo no solo le ayuda a quedarse dormido más rápido, también colabora a que tenga un sueño más sólido. “Hay muchos beneficios de dormir profundamente, y dormir desnudo puede ayudar a lograrlo”, explica el doctor W. Christopher Winter, un especialista en sueño.

El experto menciona que la temperatura ideal para quedarse dormido es 18°C. Algo que muchos no saben es que la temperatura del cuerpo varía durante la noche, lo que significa que es mejor empezar desnudo, ya que le permite regular su temperatura con ayuda de sábanas o cobijas, en vez de tener que quitarse ropa, o capa tras capa, mientras duerme.

Por otro lado, una encuesta reportó que las parejas que duermen desnudas se muestran más felices con la relación. Un 57% de los encuestados dijo que estaba felices con la relación, el 48% usaba pijama y  el 43% usa camisones, mientras que el 38% dormía en ropa interior, estos también manifestaron sentirse contentos con la relación.

A pesar de que no es un estudio científico es un índice de lo bien que se siente acurrucarse con su pareja mientras no se lleva ningún tipo de vestuario. El contacto de piel a piel libera el químico de la calma, la oxitocina, lo que ayuda a alimentar la intimidad entre novios, además de reducir el estrés y la ansiedad.

Por otro lado, existe una probabilidad de que al dormir juntos desnudos haya más sexo, teniendo en cuenta que el roce de piel contra piel debajo de las sábanas provoque cierta emoción, así que ¿por qué no intentarlo?