La importancia de la salud ósea en las personas

La importancia de la salud ósea en las personas

17 de marzo del 2019

El calcio es un mineral de suma importancia para el buen funcionamiento del organismo. Este elemento sobresale en diferentes alimentos que son consumidos por las personas y es vital que estas mismas tengan una dieta llena de nutrientes.

En el cuerpo se lleva a cabo un proceso llamado “remodelación ósea”, es decir, se retiran pequeñas cantidades de calcio y se renuevan constantemente. Por ello, es importante que las personas brinden grandes cantidades de este nutriente a los más pequeños de la casa.

Los huesos, los dientes y las uñas se nutren de calcio, es así, como este elemento se toma como un aspecto fundamental dentro de la dieta de una persona y más de un niño debido a que en ellos se fortifican las cavidades óseas que permite ponerse en pie, caminar, correr.

En la etapa de la adolescencia, los huesos empiezan a crecer con rapidez y esta es la razón por la cual este grupo de la población junto con la tercera edad es la que más calcio debe consumir porque al culminar el periodo adolescente el organismo no agrega más de este mineral sino que toma de las reservas que tiene para tener una buena salud ósea.

La enfermedad más común que se produce por la falta de calcio en el cuerpo es la osteoporosis. Este padecimiento es más común en las mujeres debido a las menstruaciones y a la menopausia porque en estos lapsos la población femenina está más expuesta a la pérdida de micronutrientes.

Un 80% de la mujeres sufre de esta molestia que tiene múltiples síntomas: dolor en los huesos y articulaciones, fragilidad ósea (más frecuente a fracturas), dolor de espalda y disminución de la altura.

Los alimentos que presentan más calcio son los siguientes:

Lácteos: Todos sus derivados (semidescremada y descremada). Tienen poca grasa, es de fácil absorción, tiene vitamina D la cual permite una mayor fijación de calcio en los huesos y la leche tiene otros nutrientes vitales para el organismo. La leche saborizada también es una gran fuente de calcio, el yogur y el queso.

Para las personas que son intolerantes a la lactosa pueden comer: Verduras de hojas verdes como las espinacas, el apio y el brócoli. Asimismo, la carne de pescado y otras hortalizas que aportan a crear reservas de calcio en el cuerpo.

Es fundamental que las personas tengan una dieta balanceada y llena de alimentos que nutran al organismo para que este funcione correctamente. También, los sujetos que tengan duda con ello pueden consultar a los especialistas para una correcta alimentación.