Incendios del Amazonas tendrían impacto en la salud

Incendios del Amazonas tendrían impacto en la salud

3 de septiembre del 2019

52 académicos señalaron que la relación entre quema de biomasa y el daño a la calidad del aire es cada vez más grande.

Durante un comunicado, latinoamericanos expertos en calidad del aire, cambio climático y ecología se refirieron a los efectos que pueden tener los incendios de la Amazonía y advirtieron que la salud de las poblaciones de los países puede ser afectada por las quemas que se están viviendo allí.

Los académicos describieron las afectaciones sobre la salud de las poblaciones latinoamericanas.

“Las partículas generadas por la quema de biomasa son altamente tóxicas y suficientemente pequeñas como para viajar largas distancias y finalmente depositarse en los pulmones de las personas”.

También señalaron que la conexión entre quema de biomasa y el deterioro de la calidad del aire en la región latinoamericana es “cada vez más abundante” y pidieron tener medidas para apagar los incendios en la Amazonía y todas las zonas rurales que están siendo alteradas en los países.

“Hoy en día sabemos que un porcentaje importante de las emergencias por calidad del aire en países como Colombia, Brasil, México y Ecuador tiene su origen en quemas que ocurren a centenas de kilómetros de distancia”, indicaron los investigadores.

Los 52 académicos sugieren que lo que está pasando en la Amazonia es un “problema crónico” que se repite en otras zonas latinoamericanas y afecta la vida de sus poblaciones. “No es suficiente con apagar los incendios actuales. Tan importante como esto es entender las causas últimas de los incendios y establecer planes de largo plazo que permitan combatirlas”, señalaron.

Para los expertos, la severidad del problema climático y la importancia del cambio de uso del suelo como generador de emisiones de gases efecto invernadero de zonas latinoamericanas necesita que se “implementen planes serios y masivos de reforestación”.

“Hacemos un llamado a los gobiernos de la región para reducir las tasas actuales de deforestación y ocupación ilegal de zonas selváticas y boscosas, reforzar los controles ambientales, priorizar la preservación de la selva tropical y otros ecosistemas, y desplegar mecanismos efectivos de mitigación y adaptación al cambio climático”, concluyen los académicos.

El comunicado fue firmado por expertos latinoamericanos que trabajan en las ciudades de Bogotá, Medellín y Barranquilla (Colombia); Ciudad de México (México); Sao Paulo (Brasil); Buenos Aires y Mendoza (Argentina); Santiago de Chile (Chile); Quito (Ecuador); Lima (Perú); Caracas (Venezuela); Londres (Reino Unido) y el estado de Maryland en EEUU.

La lista de expertos incluye a Rodrigo Jiménez, Ph.D. de la Universidad Nacional de Colombia; Paulo Artaxo, Ph.D de la Universidad de Sao Paulo; Dolors Armenteras, Ph.D. de la Universidad Nacional de Colombia; Elizabeth León, Ph.D. de la Universidad EAN de Colombia; Santiago Gassó, Ph.D de la Universidad de Maryland; Omar Ramírez, Ph.D. de la Universidad Militar Nueva Granada de Colombia, y Juan Pablo Orjuela, Ph.D. de la Universidad de Oxford del Reino Unido, entre otros.