Aumentan los niveles de los océanos

Aumentan los niveles de los océanos

23 de mayo del 2019

Un nuevo estudio publicado en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS, por sus siglas en inglés) advierte que, a medida que el clima de la Tierra continúa calentándose y las capas de hielo del planeta continúan derritiéndose, los océanos podrían inundar las ciudades costeras de todo el mundo, sumergiendo vastas extensiones de tierra y desplazando a casi 200 millones de personas a finales de siglo.

Según el estudio, si continuamos con las emisiones de carbono como hasta ahora, el aumento del nivel del mar podría exceder de 2 metros en 2100. Un aumento de esa magnitud, que es más del doble que el límite superior previsto en una evaluación del clima de la ONU de 2013, tendría “profundas consecuencias para la humanidad”, concluyeron los científicos detrás de la nueva investigación.

Nueva York, Nueva Orleans, Miami, Shanghai, Mumbai y algunas naciones isleñas podrían sufrir inundaciones permanentes, según el escenario planteado en el estudio, afectando las economías y la vida de estas poblaciones. Se podrían inundar permanentemente casi 1,8 millones de kilómetros cuadrados de tierra, incluidos algunos utilizados para la agricultura.

Ese escenario “sombrío” es solo una de varias posibilidades. “El nivel del agua está aumentando rápidamente y crecerá con más velocidad de lo que se tenía previsto hace unos años”, dijo el coautor del estudio Robert Kopp, director del Instituto de Ciencias de la Tierra, Océano y Atmosféricos de la Universidad de Rutgers en New Brunswick, Nueva Jersey.

Las proyecciones del estudio difieren considerablemente de las realizadas por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU , que en 2013 predijo que, en el peor de los casos, los mares podrían aumentar en 0,98 metros para el 2100.

Pero algunas investigaciones sugieren que el panel ha predicho históricamente un aumento más bajo del nivel del mar que otros grupos. Kopp comentó que “una investigación reciente muestra que nuestra comprensión del comportamiento de las gruesas capas de hielo en Groenlandia y la Antártida es más incierta de lo que muchos científicos han apreciado. El agua derretida de las capas de hielo puede contribuir al aumento de los mares más que cualquier otro factor”.

Kopp dijo que los nuevos hallazgos eran “muy preocupantes”, pero dijo que mantenía la esperanza de que se realizarían mayores esfuerzos para reducir las emisiones de carbono, reducir la deforestación y tomar otras medidas para evitar que las temperaturas mundiales y los mares subieran a niveles catastróficos. “Cambiar el curso de las emisiones realmente puede afectar significativamente este problema en los próximos 80 años”, dijo.