Las enfermedades más comunes en los gatos

Las enfermedades más comunes en los gatos

29 de julio del 2019

Es cierto que los gatos son mascotas independientes, tan autónomos que deciden en qué momento pedir  atención y en qué instante estar solos, pero a pesar de ser autosuficientes, los felinos saben en qué momento buscar a su dueño cuando no se sienten bien.

Los gatos caseros no corren mayor riesgo de enfermarse porque se encuentran en su zona de confort, pero existen enfermedades que los pueden perjudicar aún estando en un espacio tan seguro como su hogar.

Los dueños están en la responsabilidad de estar atentos a las diferentes situaciones o enfermedades que puedan llegar a afectar a su mascota. Por eso tenga en cuenta estas enfermedades que puede sufrir su gato aún no saliendo de casa.

Alergias

Es la enfermedad más común que puede padecer cualquier mascota al vivir con sus dueños, porque al estar expuestos a todos tipo de comida, objetos, utensilios de limpieza o cualquier tipo de ambiente que puede ser alérgico para ellos.

Las alergias en los gatos se presentan con anormalidades en su piel, estornudos constantes, secreciones nasales y oculares. Cuando usted detecte algunos de estos síntomas es necesario actuar a tiempo con atención especializada, no es recomendado utilizar medicamentos para humanos o intentar curar las alergias con un método casero.

Otitis

Es una enfermedad que afecta a los gatos con regularidad, cuando un felino se rasca con frecuencia en sus orejas, es una señal de que padece esta infección. La principal causa de la otitis es porque el felino tiene bajas sus defensas.

Se presenta con un dolor agudo, seguido de un mal olor proveniente de sus oídos. La mejor manera de prevenirla es mantener una correcta higiene, es decir, secando bien las orejas después del baño, también llevarlo con regularidad al veterinario le permitirá evitar que la infección avance, si llega a complicarse debe medicarlo inmediatamente.

Obesidad

Este trastorno está directamente relacionado con el consumo de calorías que su gato come diariamente. Es necesario que su mascota tenga un dieta que esté acorde a la actividad física que realice en el día, también hay que tener en cuenta que la edad es muy importante para determinar un plan alimenticio para su gato.

La obesidad también puede ser causada en los felinos por problemas en la glándula tiroides, en el hipotálamo o por estrés.

Para cualquiera de las dos causas es necesario visitar al menos cada tres meses al veterinario para hacer una revisión general de su mascota para tener control constante de la salud de su gato. También puede buscar con el veterinario una asesoría sobre la alimentación que debe llevar su gato en cada etapa de su vida.