Retórica gubernamental: ¿cómo están las finanzas?

Retórica gubernamental: ¿cómo están las finanzas?

11 de junio del 2019

La calma y armonía con la que hasta ahora se había desarrollado el proceso de transición entre el gobierno de salida y el entrante se rompió en los últimos días tras el intercambio de declaraciones entre el presidente actual, Juan Carlos Varela, y el vicepresidente electo, José Gabriel Carrizo. El perredista solicitó al contralor de la República, Federico Humbert, no refrendar contrato alguno del Ejecutivo en este periodo y proceder a solicitar una evaluación general de las finanzas del Estado.

El tema parece no calar del todo bien en el actual gobierno. El presidente Varela salió al paso pidiendo que se conozca la Constitución y se hagan cumplir las leyes antes de solicitar cualquier tipo de información, aludiendo a la solicitud de Carrizo que para muchos fue una ofensa a la separación de poderes.

Por su parte, Carrizo respondió revelando que dentro de las finanzas públicas habría un “hueco” cuyo origen sería desconocido y, para solventarlo, el nuevo gobierno necesitaría informes generales de los últimos meses para conocer el porqué de la situación y la desaceleración económica. Para ello no se necesitaría ser joven o experimentado, aseguró.

Las declaraciones de Carrizo, proyectando la situación de desfalco que deberá ser descubierto, desató todo tipo de reacciones en contra y a favor. Quienes soportaron la postura del vicepresidente perredista aludieron que en realidad es necesario conocer en qué estado deja al país el gobierno panameñista, máxime cuando durante el último quinquenio hubo casos de corrupción y defraudación fiscal con revuelo internacional.

Además, para algunos es necesario que el país conozca tal información antes de finalizar el actual gobierno, para que se identifiquen los responsables de la decadencia en la economía nacional, en caso de que exista.

Otros, en cambio, cuestionaron fuertemente que Carrizo y el gobierno entrante expusieran al país de tal forma, dando a entender que las finanzas públicas están en crisis y sería necesario lavarlas en el próximo quinquenio.

Para muchos, es un riesgo innecesario cuando el país ha luchado contra muchos aspectos para lograr ser sacado de listas de riesgo y exclusión económica, especialmente cuando los informes aún no han sido estudiados de forma detallada; lo que se diga actualmente sería especulación que de paso retrotrae lo avanzado en temas de imagen a nivel internacional.

En medio de la discusión, el mayor temor de la mayoria de panameños, especialmente los de la clase media, es que ante un escenario de contrariedad económica el gobierno perredista decida iniciar su gobierno con alzas en los impuestos y recortes en inversión pública para “mitigar los errores del pasado” o paliar la desaceleración económica que durante los últimos años ha causado el cierre de múltiples compañías nacionales.