Venezuela responsabiliza a Duque por rearme de ex-Farc

Anadolu

Venezuela responsabiliza a Duque por rearme de ex-Farc

1 de septiembre del 2019

Un día después de que el presidente colombiano Iván Duque insinuara que su homólogo de Venezuela Nicolás Maduro cobijó a los excomandantes de las desmovilizadas Farc que anunciaron su regreso a las armas, el Gobierno chavista se pronunció.

Mediante un comunicado de prensa, Caracas rechazó dichas declaraciones y responsabilizó al actual Ejecutivo colombiano por el rearme de los disidentes, entre los que están los exnegociadores de paz Luciano Marín, alias ‘Iván Márquez’, y Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”; o Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”.

“Resulta insólito que Iván Duque, con absoluta desfachatez, en un acto deleznable, pretenda desplazar hacia terceros países y personas su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado”, dice la nota de prensa.

Venezuela asegura que “son públicas y notorias las calculadas y arbitrarias decisiones tomadas por Iván Duque que derivaron en inconcebibles maniobras institucionales” que, a juicio de Caracas, motivaron la “negación de las garantías necesarias convenidas” y ampararon “distintas modalidades de violación sistemática de derechos humanos, incluyendo centenares de asesinatos selectivos de sus excombatientes (de Farc) y líderes sociales”.

Para las autoridades venezolanas, la actitud que ha asumido la administración de Iván Duque pone “en riesgo la normalización de la vida pública en Colombia” y “amenaza” la paz y la seguridad regionales de Suramérica.

Entre tanto, el Gobierno de Maduro notificó que está en consultas con los países garantes y acompañantes del proceso de paz de La Habana, Cuba y Noruega, para “trazar estrategias inmediatas que permitan el restablecimiento de los contactos entre las partes”.

Finalmente, hizo un llamado a los “actores que protagonizaron los acuerdos de paz a agotar todos los esfuerzos para evitar más sufrimiento de la población civil”.

El canciller Jorge Arreaza dio a conocer la postura de su país a través de un comunicado, en el que señala que el Gobierno venezolano sigue con preocupación la “inminente reactivación del conflicto armado” en Colombia.