Martinelli salió del hospital y volverá a El Renacer

Martinelli salió del hospital y volverá a El Renacer

6 de noviembre del 2018

Este martes 6 de noviembre en la mañana el expresidente Ricardo Martinelli fue dado de alta, según información de su vocero Luis Eduardo Camacho y el área administrativa del hospital Santo Tomás, donde se encontraba internado desde la tarde del lunes por problemas cardíacos que fueron evaluados por el personal médico del centro penal.

Antes de ser retirado del centro hospitalario, el exprimer mandatario estuvo durante toda la noche en la sala de cuidados intensivos del hospital hasta que a las 8:30 de la mañana recibió el alta médica para retornar a centro penitenciaro El Renacer.

Según la información compartida por el personal allegado que se está encargando de garantizar el buen estado de salud del expresidente, su transferencia desde el centro penitenciario hacia el centro de salud se debió a que sufrió una delicada crisis de hipertensión.

Esta situación ha logrado movilizar a los simpatizantes y seres queridos de Martinelli en torno al pedido por la mejoría de su situación de salud. Un grupo consolidado por familiares, amigos y simpatizantes políticos aseguró que hará una vigilia permanente por la salud del expresidente desde la Plaza Porras.

Sus seguidores a través de redes sociales hicieron una invitación pública para reunirse a las 5:30 p.m. para hacer la vigilia por la salud del líder político desde algunos puntos a nivel nacional. Mientras que otros internautas cuestionaron que el expresidente continúe con su intensión de seguir haciendo política en ese estado de salud.

Martinelli, que actualmente tiene 66 años de edad, continuará bajo permanente observación médica ante la preocupación de un posible derrame cerebral y la atención que requeriría su traslado y ágil reacción de un equipo especialista.

Es importante resaltar que el exmandatario está recluido en la cárcel El Renacer, de donde fue trasladado de urgencia, desde el pasado 11 de junio debido a la investigación por el caso de los pinchazos durante su mandato entre 2009 y 2014.