Isla Boná será incluida en sesiones extraordinarias de la AN

Cortesía

Isla Boná será incluida en sesiones extraordinarias de la AN

16 de mayo del 2019

El viceministro de la presidencia, Francisco Artola, informó por medio de una carta, fechada el pasado 10 de mayo,  la solicitud de inclusión del Proyecto de Ley N° 773 del 27 de marzo de 2019, que declara a isla Boná como área protegida, en la convocatoria a sesiones extraordinarias de la Asamblea Nacional.

Esta carta fue dirigida a un grupo de ambientalistas, los cuales fueron los encargados de iniciar con este proyecto: Luisa Araúz, Donaldo Sousa, Kerya Hernández y Aubrey Baxter.

Cabe mencionar, que por daños ambientales en la Isla Boná, el 11 de abril se presentó la primera queja de manera oficiosa, por la posible vulneración al derecho a un ambiente sano por parte de la Alcaldía de Taboga,  la segunda, el 15 del mismo mes por la posible violación al derecho de petición por parte del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente).

Luego, la Defensoría del Pueblo abrió dos quejas administrativas relacionadas con el proyecto de construcción de una petroterminal, que pertenece al Municipio de Taboga, en el golfo de Panamá.

El proyecto consiste en convertir a isla Boná en una terminal petrolera de alto calado, la obra incluye la construcción de un muelle flotante de 50 metros, un helipuerto y ocho tanques con una capacidad de 100,000 barriles de petróleo cada uno, según explica la empresa en su página web.

Por lo que  el 23 de abril, la comisión de Población, Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional prohijó el anteproyecto de Ley 167, que declara área protegida, en la categoría de refugio de vida silvestre, a la isla Boná.

Adicionalmente, el primer articulo de la iniciativa señala que “Se declara área protegida en la categoría de Refugio de Vida Silvestre la Isla Boná, ubicada en el Golfo de Panamá y se dictan otras disposiciones. en donde el Estado a través de esta ley, le otorga la protección correspondiente a todas las áreas. recursos naturales, flora y fauna que se encuentre dentro de sus límites”.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) expresó que a Isla Boná llegan miles de aves marinas cada año para anidar y reproducirse, por lo que la construcción o tala de árboles en este lugar podría ocasionar daños irreparables.