Canciller español habla de situación de Leopoldo López

(Milos Miskov - Agencia Anadolu)

Canciller español habla de situación de Leopoldo López

6 de mayo del 2019

El ministro español de Relaciones Exteriores, Josep Borrell, afirmó este lunes que el opositor venezolano Leopoldo López no le puede pedir asilo político a su gobierno desde la embajada de su país en Caracas debido a que esa opción solo se concede cuando el solicitante se encuentra en territorio español.

“Leopoldo López se encuentra acogido en la embajada. Ha habido mucha confusión sobre las condiciones en las que estaba y si había pedido el asilo. Ha quedado claro que, de acuerdo con nuestra legislación, el asilo político solo se puede pedir cuando se llega a territorio español”, mencionó Borrell en declaraciones a la prensa.

López salió de la condición de prisión domiciliaria en la que se encontraba, el pasado martes, por orden del líder de la Asamblea Nacional y autoproclamado presidente venezolano, Juan Guaidó, en medio de una operación que el Gobierno de Nicolás Maduro calificó como un intento de golpe de Estado.

El Tribunal Supremo de Justicia, que no es reconocido por la oposición venezolana, ordenó la captura de López el pasado jueves. Al conocer el fallo, López aseguró que se mantendrá como huésped en la vivienda del embajador español en Caracas, Jesús Silva.

“Si voy a mi casa me llevarían de nuevo a la Cárcel de Ramo Verde. El 18 de febrero de 2014 me presenté voluntariamente y a partir de ese momento estuve en una situación de aislamiento, sometido a torturas”, aseguró López en una rueda de prensa luego de su liberación.

López fue alcalde del municipio de Chacao, ubicado al norte del país, entre el 2000 y el 2008. El opositor fue arrestado en 2014 y sentenciado en septiembre de 2015 a cumplir una condena de 14 años en prisión por cargos de asociación para delinquir, instigación y destrucción de bienes públicos.

El exalcalde de Chacao estuvo encarcelado en la prisión de Ramo Verde hasta julio de 2018, cuando se le concedió una medida de “casa por cárcel”.