Banco BBVA es investigado por presunto espionaje masivo

Shutterstock

Banco BBVA es investigado por presunto espionaje masivo

11 de enero del 2019

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se encuentra investigando una trama en la que, presuntamente, la entidad financiera BBVA obtuvo información privilegiada procedente de una operación de espionaje encabezada por el excomisario José Manuel Villarejo, que según distintas informaciones, tenía pinchados hasta 4.000 teléfonos en el año 2005, incluyendo a figuras destacadas del Gobierno español.

El diario económico Cinco Días adelantó este viernes que la CNMV se encuentra investigando la información disponible –publicada por medios digitales– con la intención de “tomar medidas internas y judiciales” en caso de que las irregularidades queden acreditadas.

Según publica este viernes el diario El Confidencial, el comisario Villarejo proporcionó información al BBVA en plenas maniobras del PSOE –entonces el partido del Gobierno, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero– y la empresa Sacyr para tomar el control del banco.

En concreto, el citado diario afirma que el BBVA armó una operación para defenderse de esa ofensiva, en la que tuvo acceso “al contenido de supuestas conversaciones telefónicas en las que participaron el entonces jefe de la Oficina Económica de Moncloa [la sede del Gobierno español], Miguel Sebastián, y la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega”.

Estas informaciones se basan en documentación derivada de la Operación Tándem, en la que el comisario Villarejo está investigado por supuestos delitos de blanqueo y organización criminal.

Villarejo, que está involucrado en múltiples investigaciones judiciales, es considerado uno de los mayores responsables de las popularmente conocidas como “cloacas del Estado”, un entramado de maniobras políticas y prácticas ilegales elaborado por personalidades del Ministerio del Interior.

La información, publicada este viernes por El Confidencial, apunta que, además de haber tenido acceso a conversaciones del Gobierno, Villarejo mantenía pinchados los teléfonos de integrantes del Partido Popular, el Partido Socialista Obrero Español, distintas empresas e incluso de dirigentes de medios de comunicación.

En concreto, la documentación analizada indica que Villarejo vendió al BBVA hasta 15.000 conversaciones telefónicas.

Dicha información habría sido remunerada con el pago de al menos 517.000 euros a la agencia de investigación que dirigía el comisario.