“Temo por mi vida”: Domiciliario que mató a un ladrón

“Temo por mi vida”: Domiciliario que mató a un ladrón

8 de julio del 2019

Ante la justicia argentina, Rubén Gómez, el domiciliario que acabó con la vida de un delincuente que había robado a una mujer en La Plata, aseguró que todo ocurrió en “defensa propia”. El sujeto de 32 años es acusado de homicidio.

Tras testificar ante una fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción del Departamento Judicial de La Plata, Gómez mencionó ante la prensa que “siente temor por su vida” y que lamenta lo ocurrido en esa noche, “porque no debió pasar”.

Agregó que toda la situación es “muy dura para su familia” y que no sabe explicar cómo se siente.

Tras salir del interrogatorio, el domiciliario no quiso dar más declaraciones de cómo fue el asesinato. Señaló que su caso ya está en manos de la Fiscalía de ese país y que será la justicia la que se encargue de esclarecer los hechos.

¿Cómo ocurrió todo?

Todo ocurrió en las horas de la noche del pasado martes 2 de julio, entre las calles 9 y 10, ubicadas al centro de la ciudad.

El repartidor se alarmó cuando se dio cuenta de que un sujeto estaba asaltando a una mujer con arma de fuego, así que decidió actuar y hacer justicia por su propia cuenta.

Gómez persiguió al hombre con su moto por varias cuadras, con el fin de recuperar los objetos robados. Cuando lo alcanzó, se inició un forcejeo y apuñaló al sujeto dos veces en el pecho con la navaja que él había utilizado para amenazarlo.

Los hechos quedaron registrados en cámaras de seguridad. En las imágenes se muestra cuando Gómez se lanza sobre el ladrón, lo deja tendido en el piso y patea el arma de fuego con el fin de alejarla.

También se ve cuando el hombre de 47 años queda inmóvil y minutos después, fallece.

El sujeto era identificado como Julio Gabriel Romero Zapata y tenía antecedentes judiciales por hurto.