Estranguló a su hermana por la clave del Wi-Fi

Estranguló a su hermana por la clave del Wi-Fi

8 de agosto del 2019

Kevon Watkins, de 18 años, tendrá que pasar el resto de su vida en una prisión por cometer su peor error: haber asesinado a su hermana, Alexus Watkins. El joven fue condenado a cadena perpetua.

El juicio en el que se dictó la sentencia en su contra fue desgarrador. Los familiares de Kevon quedaron en “shock” y comenzaron a llorar cuando la juez pronunció la pena. Hasta ella misma confesó que ha sido uno de los casos más duros que ha pasado por sus manos.

Lea también: Muere el preso que intentó huir de una cárcel

“Es lo más difícil que he tenido que hacer desde que asumí el banco en abril de 2014”, dijo la juez según The Telegraph.

Con lágrimas en los ojos, el condenado se disculpó con sus familiares. Aseguró que no quiso matar a su hermana y que la amó profundamente.

El crimen

Todo ocurrió en febrero del 2018. Kevon llegó a casa con el objetivo de jugar Xbox. Al notar que la conexión estaba lenta y el juego se trababa, decidió cambiar la clave del Wi-Fi, debido a que había mucha gente conectada a la red.

Su hermano menor se dio cuenta y le contó a su madre, Latoya Watkins. Ella lo regañó por haber cambiado la contraseña sin su permiso. Entró a su cuarto para decomisarle la consola. Él se molestó y se generó una fuerte discusión.

Además: Por “meterse en su vida sexual” mató a sus 2 hijas

En ese momento, Alexus ingresó a la habitación para calmar los ánimos, pero fue ella la que terminó afectada. Kevon tenía la intención de golpear a su madre, pero agarró a Alexus del cuello y la comenzó a estrangular por varios minutos.

Layota llamó a la Policía. Cuando llegaron, diez minutos después, Kevon soltó a Alexus. Al siguiente día ella murió en un hospital.