Brutal matanza en un colegio de Brasil

Brutal matanza en un colegio de Brasil

14 de marzo del 2019

Sobre las 9:42 de la mañana de este miércoles 13 de marzo, Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, se bajó de un automóvil blanco de marca Chevrolet Onix e ingresó sin ningún obstáculo a la escuela Professor Raul Brasil, a las afueras de Sao Paulo. De un momento a otro, se metió la mano en la pretina del pantalón y sacó una pistola, al parecer calibre 38. Sin pensarlo dos veces, abrió fuego contra un grupo de estudiantes y funcionarios que se encontraban en la recepción del lugar.

Escuche las noticias más importantes del día:

Los momentos fueron impactantes y ver las imágenes registradas en las cámaras de seguridad causan terror, evidencian la frialdad con la que actuó el tirador. La primera persona que recibió un disparo, cayó inmediatamente al suelo mientras los demás comenzaron a correr, el joven, con crueldad, remató a la víctima con un tiro en la cabeza y luego mató a todo aquel que se atravesó en su camino.

Mientras Taucci Monteiro disparaba de manera aleatoria, su compañero Luiz Henrique De Castro, de 25 años, quien lo esperaba en el carro estacionado, salió del automóvil e ingresó al centro estudiantil.

En ese momento, De Castro, quien también estaba encapuchado, ingresó a la recepción, cerró la puerta y en sus manos traía unas armas poco usuales: una ballesta, un arco y una flecha. Dejó el armamento en el piso, cerca a uno de los cadáveres, y sacó de su mochila lo que al parecer sería una hacha. Comenzó a impactar en varias ocasiones el cuerpo que yacía muerto a su costado y con sevicia, repitió la misma acción con las otras personas que murieron en el pasillo.

Él era Guilherme Taucci Monteiro de 17 años.

Segundos después, una mujer aparece en la escena corriendo, De Castro sigue en su carnicera labor. Él la agarró del brazo, comenzó a golpearla fuertemente en la cabeza y la jaló de la ropa para que no pudiera escapar. Por fortuna la mujer logró salir ilesa por la puerta de entrada lejos de las manos del agresor. Fue esa misma ruta la que usó la multitud de estudiantes que salieron de manera apresurada en medio de los disparos. De Castro intentó sin éxito atrapar a otra víctima.

“Ellos no querían algo de valor o venganza. Ellos querían matar a todo el mundo”, le dijo una de las sobrevivientes al diario brasileño O Globo.

En los últimos momentos que captaron las cámaras de seguridad de la escuela se ve como De Castro intenta apuntarse más víctimas entre la multitud que corría desaforada.

Según diarios locales, los dos atacantes se dirigieron hacia el centro de idiomas del colegio para seguir con la masacre. Sin embargo, un profesor se atravesó en sus planes al encerrarse con varios de sus alumnos.

 Luego de terminar con la cruel matanza que dejó en total ocho personas muertas y más de 10 heridos, Guilherme Taucci Monteiro y Luiz Henrique De Castro se suicidaron en uno de los pasillos de la escuela.

Sin duda, este ha sido un caso que conmocionó a Brasil y al mundo por su crueldad y condiciones. Según las autoridades, luego del hecho, no solo se encontraron las inusuales armas sino también varias bombas molotov.

Las primeras versiones indican que estas dos personas habrían planeado este brutal ataque por un año y medio y días antes, Monteiro amenazó a sus compañeros a través de Facebook subiendo una foto en la que se le veía con un pasamontañas y un arma de fuego en la mano seguido del mensaje: “prepárense”.