¿Y por qué Teletón?

¿Y por qué Teletón?

3 de diciembre del 2018

Cada fin de año, los panameños y quienes han escogido este país para vivir, nos hemos acostumbrado a tener un mes de diciembre lleno de actividades, sucesos y mucha alegría.

El mes siempre inicia con la distribución del ahorro que todo el año miles de personas realizan en diferentes bancos de la localidad a través de las famosas “cuentas de navidad”, producto bancario muy típico de Panamá y que sirven para fomentar el comercio y pone a circular una cantidad significativa de dinero en todo el país.

En especial sirve para promover la compra de regalos en el marco de la celebración del Día de la Madre, siendo Panamá el único país del mundo que lo celebra el 8 de diciembre. Este día fue seleccionado como el día en honramos a esos maravillosos seres que nos dieron la vida, pues la iglesia católica celebra la Inmaculada Concepción de nuestro señor Jesucristo.

Cerca de esta fecha se celebran las “primeras comuniones” de cientos de niños, graduaciones de niños y jóvenes (desde kínder hasta 6° año de secundaria) y continúa un “frenesí comercial” que pasa por las fiestas de oficina, de amigos, de grupos de WhatsApp, de grupos de las escuelas y cualesquiera otra celebración, hasta culminar con la celebración de las fiestas de fin de año, incluyendo Hanukkah, Navidad, Kuanzaa y todo lo que podamos celebra, hasta llegar a fin de año.

En medio de tanta algarabía, un evento se toma los canales de televisión, emisoras de radio, redes sociales, diarios y revistas, siendo el único evento que une a todos quienes vivimos en Panamá: La Teletón 20-30.

Habiendo nacido en el año 1981, solo se dejó de celebrar durante los años cuando la dictadura militar arreció sus ataques contra los clubes cívicos y contra el bolsillo y la idiosincrasia de los panameños.

Cuando regresamos a la vida democrática y de libertad, igualmente regresa la Teletón como un símbolo de solidaridad nacional, en favor de las causas de las personas con discapacidad, de niños y jóvenes con todo tipo de falencias y necesidades, así como de atención médica, educación y desarrollo humano.

De una manera u otra, la Teletón 20-30 ha impactado todas y cada una de las familias en Panamá y los servicios que brindan los cientos de organizaciones que han recibidos fondos de los que los socios del Club Activo 20-30 de Panamá recogen cada año, han ayudado a resolver situaciones críticas de personas con muchas necesidades.

Hace mucho tiempo, un gran panameño Monseñor Rómulo Emiliani, quien dirigió varias organizaciones de servicio a niños y jóvenes con necesidades, acuñó una frase que decía algo que “algún día las organizaciones sin fines de lucro no serán necesarias, pero mientras ese día llegue, debemos seguir trabajando en favor de los más necesitados”.

Los accidentes, abuso de drogas, alumbramientos, emergencias médicas, centros de rehabilitación, asistencia a las personas con discapacidad, emergencias causadas por fenómenos atmosféricos y centros de atención a la niñez y juventud necesitada de nuestro país, han sido el enfoque principal de los cientos de personas que han puesto su granito de arena, donando su tiempo y capacidad para hacer que la Teletón 20-30 se haya convertido en la principal fuente de recursos y de oportunidades para que miles de niños y jóvenes reciban esas atenciones que requieren.

Todos los años personas mal intencionadas han tratado de golpear la integridad de un evento que, al igual que los accidentes y enfermedades, no discrimina. Todos los años, por razones que no alcanzo a comprender, estos mal intencionados tratan de convencer a la razón principal de ser, que se atente contra uno de los eventos que ha servido para llevar a los hogares panameños felicidad y satisfacción por el deber cumplido.

Lo mejor de todo, es que todos los años, al cumplirse esas 27 horas de compromiso y dedicación, que han venido antecedidas por mas de 365 días de arduo trabajo, se llega con creces a una meta, que se convierte en el bastón de apoyo de esos miles de personas que acuden a un hospital del niño o una sala de maternidad y son tratados con eficiencia y respeto. O que gracias a una asistencia efectiva de una ambulancia pueden volverle a sonreír a la vida.

Este año la Teletón 20-30 promueve recaudar fondos para invertirlos en uno de los temas de los que más se habla en el país: La Educación. Con la creación de un centro especializado en la capacitación de educadores que brinden sus mejores conocimientos a miles de niños y jóvenes en el país. De igual manera se regresa a las raíces de la asistencia y fortalecimiento de la ayuda a las personas con discapacidad auditiva a través de organizaciones especializadas.

La ayuda que se brinda gracias a las donaciones que hace el noble pueblo panameño, se palpan y se ven todos los días en cada pueblo o ciudad de nuestro país. Ese es el compromiso de Panamá y el compromiso de Activo 20-30, organización insignia del servicio a la niñez y a la juventud del país y que todo lo que hace lo hace cumpliendo con los mas altos estándares de transparencia y de rendición de cuentas, enmarcado dentro de los mas altos valores cívicos y morales.

Cada centavo que se dona a la Teletón suma, no sólo para alcanzar una meta, sino para llegar al corazón de todos los niños de Panamá. ¡Ese es nuestro compromiso, su compromiso, el compromiso de Panamá!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.