Borrón y cuenta nueva

Borrón y cuenta nueva

29 de octubre del 2018

Bueno, el odómetro político se borra y empieza la nueva cuenta. Ayer se dio el final de un ciclo de elecciones primarias de partidos políticos que se tuvieron que ajustar a las nuevas reglas del juego político establecido por los propios políticos, pues ojalá hubieran sido las reglas sugeridas por la comisión que le tocó proponer las reformas al proceso de elecciones.

Hay a quienes no les gustaron las nuevas reglas, pero siempre he creído que las reglas hay que cumplirlas mientras estén vigentes; si no nos gustan, hay que cambiarlas. Lo malo es que un órgano del estado pareciera tener secuestrado al resto del país y en especial a los ciudadanos que creemos que ellos se deben a sus electores y no al revés. Pero, eso es harina de otro costal…

Finalizada la última fecha anunciada por el Tribunal Electoral, se conocen los nombres de quienes serán los abanderados por los 5 partidos que anunciaron sus elecciones primarias, aunque hubieren reservado “espacios” para negociar alianzas. A mi juicio no hubo muchas sorpresas.

Ayer salió electo el actual alcalde la comuna capitalina como el candidato presidencial del partido gobernante. A mi juicio, por primera vez se considera que el partido en gobierno tiene una real posibilidad de ganar el derecho a “repetir”, aunque de una manera muy inteligente, el candidato electo se ha separado del actual mandatario; de hecho por “la vereda tropical" siempre se habló que el presidente tenía su ungido y por los resultados de ayer, pareciera ser que nuevamente perdió en su poder político, cosa que no le había sucedido hasta que, hace menos de un año, trató de imponer, sin
“negociar” (políticamente hablando), a dos buenas candidatas a la Corte Suprema de Justicia.

Creo que, de todas maneras, el candidato panameñista deberá enfrentar el producto de la reputación de poca acción o lentitud que arrastra el gobierno saliente. La figura y personalidad del nuevo candidato presidencial, unidos a su gran elocuencia y ecuanimidad, son sus principales activos, lo cual lo coloca entre los 3 con mas posibilidades.

En la otra contienda primaria que se dio en el día de ayer, obtuvo la victoria para ser su candidato presidencial, quien, por la propia estructura del partido que lo postuló, era su lógico ganador. Un partido donde no hay el balance entre los géneros ni entre las mismas “clases sociales” que ellos dicen promover, eligió al candidato tradicional o de su propio “establishment”, del mismo corte del que los lideró a una gran derrota en las urnas en las últimas elecciones en el 2014.

El resultado fue tan abrumador, que daba pena, la poca acogida que tuvo el joven candidato que obtuvo el segundo lugar o la única dama que participó de la contienda interna. Ojalá este partido pueda elegir por lo menos un buen candidato que obtenga una curul en la asamblea nacional, que realmente refleje el sentir no solo de sus bases “alineadas” sino del resto de su membresía y que su voz sea escuchada para defender los intereses de esa clase trabajadora que muchas veces siente que no se le toma en cuenta. Esto sin dejar de lado el tema de la subsistencia que, como partido político, pueda darse o no. Me da la impresión que el partido puede correr la misma suerte que en las elecciones anteriores y si no ajusta su rumbo, se repetirá el mismo resultado, elección tras elección. La mayoría de los panameños no “compra” ese discurso ni esa línea de pensamiento.

Ahora, si queremos ver con “luces largas”, mas arriba mencioné que hay 3 candidatos que estarán en la pelea por el solio presidencial y con esto me refería a los candidatos ya conocidos. Como he mencionado en otros artículos, me parece que la Corte Suprema de Justicia terminará declarando inconstitucional la “reglamentación” o restricción anunciada a solo 3 candidatos por la libre postulación, lo cual permitirá que participen de la contienda electoral, todos aquellos que alcancen el umbral establecido por la propia ley, como debía ser lógico.

Esto nos presentará con una papeleta de mas de 8 candidatos a la presidencia de la república, sin embargo, habrá 3 o 4 con reales oportunidad de llegar al mas alto puesto del órgano ejecutivo. Partiendo de esa presunción, descarto a los dos candidatos que salieron electos por partidos, con menos votos que los creo que requiere un representante de corregimiento en la ciudad capital.

De igual manera sigo convencido que para que tenga una real oportunidad, habrá “alianzas” entre los candidatos por la libre postulación, lo cual le permitirá a por lo menos uno de ellos ser un real contendiente en esta lucha. Todos juntos reflejan una cantidad significativa, con respecto al padrón electoral.

Esto nos dará una oferta electoral con 4 candidatos con reales oportunidades y otros 4 o 5 que se verán beneficiados por un subsidio electoral posterior, pero que a mi juicio no tienen la mas remota oportunidad de alzarse con un triunfo.

Creo que todos, sin limitaciones, deberán enfocarse en el “otro órgano del estado” que tantos dolores de cabeza nos ha proporcionado y tratar de elegir candidatos que permitan, por un lado gobernabilidad y por el otro, un lavado de cara, manos, pies y por qué o decirlo, de cuerpo entero a este desprestigiado ente gubernamental.

Allí radicará la verdadera fortaleza y astucia de las maquinarias políticas y donde, a mi juicio, tienen su debilidad los candidatos por la libre postulación. Es allí donde los animales de pisada grande y fuerte tienen una real ventaja y donde las estructuras facilitarán los procesos de elección de sus candidatos.

Al final, el poder lo tenemos los ciudadanos que el 5 de mayo debemos salir a votar, no por el que nos reparte los B/.20 o la bolsa de comida, sino por quien nos permitirá desarrollar nuestro intelecto y gestionar los negocios que nuestra capacidad nos permita, siempre cumpliendo con las reglas de juego establecidas.

Repito, si no nos gustan estas reglas, pues en las próximas elecciones, debemos participar para poder ser protagonistas y no meros espectadores, limitándonos a aplaudir o a criticar por las redes sociales, que en esto nos hemos convertido en expertos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.