Él es el jefe de la nueva guerrilla de las Farc de Colombia

Él es el jefe de la nueva guerrilla de las Farc de Colombia

29 de agosto del 2019

El video en el que El Paisa, Romaña, Jesús Santrich, otros guerrilleros e Iván Márquez, anuncian que nuevamente se alzan en armas y reorganizan la guerrilla de las Farc-Ep deja ver a este último como gran jefe del grupo reincidente.

Tras la captura de Jesús Santrich, por presuntamente liderar un envío de cocaína a Estados Unidos, el 9 de abril de 2018, Luciano Marín Arango (Iván Márquez) se fue para el Espacio Territorial y Reincorporación en Miravalle, en Caqueta, de donde se fugó para estar en la clandestinidad. En la madrugada de este jueves apareció el video, que es un baldado de agua fría para el proceso de paz y para los colombianos.

¿Pero, quién es Iván Márquez?

Luciano Marín Arango nació el 16 de junio de 1955 en Florencia, capital del departamento de Caqueta. Hoy tiene 64 años.

A los 22 años fue profesor de biología en el colegio Corazón Inmaculado de María, en el municipio de El Doncello (Caquetá), cargó que desempeñó hasta 1979, cuando deja de enseñarle a los jóvenes y busca un espacio en la política local.

Muchos años después se conoció que Iván Marín, al tiempo que trabajaba como maestro en El Doncello hacía parte de las Farc-Ep, grupo guerrillero que había nacido en el Tolima en 1965. para la época Marín era solo un auxiliador de la guerrilla.

En 1980 es elegido concejal y cuatro años más tarde se convierte en representante a la Cámara de Representantes por su departamento, bajo el partido de la Unión Patriótica, apoyado siempre por la guerrilla de las Farc.

Para 1987, cuando la persecución contra representantes de la Unión Patriótica estuvo en auge, Marín es llamado por dirigentes guerrilleros del departamento e invitado a abandonar la política activa y seguir con sus ideales pero desde el monte y con fusil en mano.

En poco tiempo Alías Iván Márquez se ganó el respeto tanto de la base guerrillera como de los comandantes. Al cabo de un par de meses ya era uno de los comandantes del Bloque Suroccidental.

Iván Márquez fue escogido por el secretariado de las Farc para participar, en la década de los años 90 como negociador en los fallidos diálogos de paz Gobierno de César Gaviria, en Caracas y México.

A mediados de los años 90 tuvo la tarea de dirigir militarmente a las tropas en la región del Urabá, donde buscaban mantener el control de la región. Sus acciones realizadas en esta zona lo dejaron ver como un gran estratega militar. Año tras año Iván Márquez iba ganando prestigio y reconocimiento dentro de las filas insurgentes.

En 1999 fue designado nuevamente como negociador para otro proceso de paz que tampoco resultó. En ese momento el Gobierno del presidente Andrés Pastrana buscó hacer la paz con la Farc pero al poco tiempo de iniciados los diálogos, estos se rompieron por falta de voluntad de la guerrilla.

Luego de la muerte de alias Raul Reyes, en 2008, tras un bombardeo de las fuerzas Armadas de Colombia, Márquez fue llamado a  ser parte del secretariado de las Farc y fue nombrado portavoz internacional del grupo alzado en armas.

En 2008 muere el fundador de las Farc, Pedro Antonio Marín, alias Tirofijo, y Alfonso Cano ocupa la dirección del grupo rebelde. En 2011 otro bombardeo de la Fuerza Aérea acaba con la vida de Cano y el secretariado mueve las fichas. Alias Timochenko es nombrado jefe máximo de la que era la guerrilla más vieja del continente y  Luciano Marín Arango es sube de rango y es nombrado por Timochenko como el segundo al mando.

Un años después, en 2012, inician los diálogos de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos e Iván Marín es nombrado jefe negociador. Al finalizar el diálogo y firmarse el Acuerdo final de paz , en 2016, Iván Marín se convierte en uno de los líderes del naciente partido político Farc y es llamado a ocupar automáticamente un escaño en el Senado de la República.

Antes de ser parte de los negociadores de las Farc para lograr la paz, Iván Marín tenía en su contra 73 órdenes de captura, por los delitos de homicidio, porte y fabricación de armas, secuestro extorsivo, terrorismo, y rebelión.

También tenía Circular Roja de Interpol para ser capturado en cualquier parte del mundo. Estas órdenes en su contra fueron suspendidas como parte del acuerdo, mientras sus actuaciones eran investigadas por la Jurisdicción Especial para la Paz.

Dos años después, a pocos meses de posicionarse como congresista se va de Bogotá, dice estar en Caquetá, no se presenta a los llamados de la JEP y se pierde su rastro.

Cuando aparece este jueves como líder de una naciente Farc-Ep Iván Marín demuestra que es un hombre de armas y que para él fue más fácil volver al monte, buscar la guerra que darle un espacio a la paz.