Fitch revisa a la baja su previsión del PIB de China, EEUU y la zona euro

Fitch revisa a la baja su previsión del PIB de China, EEUU y la zona euro

10 de septiembre del 2019

La agencia estadounidense de calificación financiera Fitch revisó a la baja su previsión de crecimiento del PIB de China, EEUU y la zona euro para los años 2019 y 2020 a la luz de la escalada de tensiones en la guerra comercial entre Pekín y Washington.

En un comunicado, la entidad rebajó su previsión de crecimiento de la economía de China hasta el 6,1 por ciento para 2019, y hasta el 5,7 por ciento para 2020.

“Las dificultades en la política comercial, incluida la reciente escalada de tensiones en la guerra comercial entre EEUU y China, así como los riesgos significativos relacionados con un (posible) Brexit sin acuerdo amenazan las perspectivas para la economía mundial”, indica la agencia.

Agrega que la ralentización del crecimiento de la economía de China afecta cada vez más la economía mundial y la economía de la zona euro.

Fitch apunta que entre abril y junio de 2019 el PIB de la zona euro registró un crecimiento más débil de lo previsto, mientras la economía de Alemania se contrajo en el mencionado período.

Dado ese contexto, la entidad rebajó su pronóstico de crecimiento del PIB de la zona euro hasta el 1,1 por ciento para los años 2019 y 2020.

Además, Fitch revisó a la baja su previsión de crecimiento de la economía de EEUU hasta el 2,3 por ciento para 2019, y hasta 1,7 por ciento para 2020.

China y EEUU mantienen una guerra arancelaria y han intercambiado desde junio de 2018 varias baterías de tarifas recíprocas, al tiempo que celebran negociaciones para lograr un acuerdo sobre su intercambio comercial.

El pasado 23 de agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció una subida de aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares del 25 al 30 por ciento a partir del 1 de octubre, en respuesta a las nuevas tasas impuestas por China.

El Consejo de Estado chino dijo antes que se aplicarán aranceles del 5 al 10 por ciento a los productos estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares.