¿Cómo dirigir una empresa familiar?

¿Cómo dirigir una empresa familiar?

10 de enero del 2019

Las empresas familiares son aquellas que a pesar de tener a su favor la confianza y la continuidad, se convierten en un tipo de organización vulnerable ante la toma de decisiones, pues al no ser dirigida de manera correcta puede destruir los vínculos entre sus miembros.

Claves para manejar una empresa familiar 

Ser organizados. Se hace necesario definir los intereses y objetivos con los que cuenta cada miembro, con el fin de establecer unas pautas o normas que guiarán los diferentes procesos.

Establecer cargos y funciones. Esto se determinará de acuerdo a las habilidades de cada integrante y facilitará el proceso interno de la organización al evitar oposiciones y retrocesos en la gestión empresarial.

Saber manejar el lazo familiar y el laboral. Manejar este relacionamiento de manera independiente evitará que se generen conflictos entre los socios. Se trata de un desempeño profesional y serio, el cual garantizará el éxito de la compañía.

Además, este paso comprende el respeto por las jerarquías o cargos, así como por los lineamentos que cada uno ha delimitado dentro de su cargo. Sin embargo, esto no debe estar desligado a los objetivos que a nivel empresarial fueron definidos, pues la libertad de decidir, podría alejarse de los intereses del negocio.

Tratar a cada miembro como a los demás empleados. Evitar los tratos privilegiados o diferenciadores entre los miembros de la familia y los demás empleados es importante, ya que esto puede ocasionar ruidos a nivel interno y afectar incluso la productividad.

No abusar del manejo del tiempo. El abuso del tiempo libre y no trabajar las horas que se requieren dentro de una organización pueden interferir en el buen funcionamiento de la empresa, trayendo consigo pérdidas monetarias.