Una mascota prehispánica para los Juegos Panamericanos

Una mascota prehispánica para los Juegos Panamericanos

25 de julio del 2019

Milco, la mascota de los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019, que se inauguran este viernes, está inspirada en el ‘cuchimilco’, figura de cerámica originaria de la cultura prehispánica Chancay que se desarrolló entre los años 1100 y 1450 después de Cristo, comentó a Sputnik el especialista en gestión de patrimonio cultural, Javier Vásquez.

“Los cuchimilcos eran figuras de cerámica de la cultura Chancay que se producían en par, con una masculina y una femenina, para usos rituales en los entierros, cuando una persona fallecía era enterrada con sus pertenencias y con estas figuras”, afirma el arqueólogo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Sin embargo, las motivaciones detrás de este gesto en la figura no están del todo claras para los investigadores.

“Aún nos está costando averiguar la razón por la que los cuchimilcos tenían esa posición de brazos abiertos, creemos que puede ser una postura de adoración a una divinidad o una posición ceremonial, el problema es que en el mundo prehispánico no tenemos registros escritos, entonces tenemos que interpretar los significados a través de figuras o dibujos”, afirmó el arqueólogo.

Vásquez indica que los cuchimilcos, que los hallados se cuentan por cientos, sin considerar los que han sido saqueados ilegalmente, fueron figuras que se produjeron de manera masiva.

“La cultura Chancay fue una de las pocas culturas prehispánicas que produjeron, tanto cerámica como textilería, de manera casi industrial”, dice el experto.

De esta manera, para elaborar las figuras, asegura Vásquez, se empleaban moldes dobles de arcilla donde se colocaban la mitad frontal y la mitad trasera del cuchimilco, las cuales eran luego unidas por el artesano.

El empleo de los moldes, explica, facilitó la alta producción de los cuchimilcos.

En cuanto a su simbología, el hecho de que en la tumbas se hallaran parejas compuestas por un hombre y una mujer se estima que se debe a la “dualidad presente en todas las culturas prehispánicas”, así como a una adoración a la fertilidad y la vida.

Con información de Sputnik